Consejos para pasarse al veganismo

¿Has pensado alguna vez en hacerte vegano pero no sabes cómo empezar?

Al principio puede parecer un cambio muy radical en la dieta y en la manera en la que consumimos, no obstante, si alguna vez lo has intentado y has fallado, no desesperes, es una tarea complicada y no todos podemos adaptarnos igual de rápido.



Por ello, no te preocupes por nada, desde Brushboo te daremos algunos consejos sobre cómo afrontar este reto de manera simple y eficaz.

 

Mentalízate

El primer paso es saber por qué quieres empezar una dieta vegana, qué beneficios te va a proporcionar… Una buena solución es leer libros especializados como el de Entrena tu alimentación, de Stefyactiva -una reconocida nutricionista-, escuchar podcast que comenten curiosidades sobre el tema o preguntar a conocidos que hayan pasado por el mismo proceso.

Modificación de la dieta

Ya comas de todo, seas ovo-lacto-vegetariano o apivegatariano -el único producto animal que se consume es la miel-, siempre existen sustitutos para empezar una dieta 100% vegetal.



Aumentar la ingesta de legumbres para sustituir a los huevos. Los nutrientes que aportan son muy similares y se pueden combinar de distintas maneras -pan con hummus, crema de cacahuete, hamburguesa de tofu...-. 

Las bebidas vegetales son la mejor opción a la hora de querer cambiar la leche de vaca por un alimento vegano. Soja, almendras, avena, arroz, coco… Son muy nutritivas y complementan perfectamente a un desayuno equilibrado. Eso sí, procura elegir las que lleven muy poca o nada de azúcar, pero que sea rico en calcio.



Si lo que necesitas es energía, la fruta es la mejor opción. Prueba a intercambiar los alimentos procesados y envasados por fruta de calidad -ojo con el plástico-, te sentirás con más energía y tu cuerpo lo agradecerá. ¡Las posibilidades son infinitas!


Busca referentes que hayan pasado por la experiencia e investiga

Si te gusta el mundo de las redes, Carlota Bruna es un referente de un estilo de vida vegano. Ella es una influencer española de 23 años que comenzó a compartir recetas veganas y comidas saludables por instagram. 

En su blog comenta experiencias que ha tenido con el proceso, la repercusión que esto ha generado y algunos aspectos más filosóficos -como la cantidad de animales sacrificados o las condiciones en las que los crían-.

Uno de los puntos más interesantes que comenta Carlota es el efecto medioambiental que produce el elegir unos productos u otros para su consumo. Uno de los más habituales es el de la masiva cantidad de CO2 liberado -por la industria cárnica- a la atmósfera y, por consecuencia, el calentamiento global. 

Según su experiencia, su vida ha cambiado a mejor desde que practica el veganismo; se encuentra mejor con su cuerpo y mente, siente que está ayudando al planeta y su felicidad ha incrementado notablemente.

No te olvides de que siempre debes comentar todos tus procesos alimenticios con un nutricionista. Son los que tienen la última palabra y te darán los mejores consejos dependiendo del estilo de vida que quieres llevar y tu metabolismo.


Ventajas del veganismo

Según la Asociación Americana de Dietética (ADA), las dietas veganas son nutricionalmente adecuadas, sobretodo en épocas de embarazo o lactancia y para prevenir enfermedades. Si eres deportista, también obtendrás unos beneficios considerables.

  • Ayuda a bajar de peso: son alimentos con mucha fibra y que poseen poca grasa. Perfecto si quieres adelgazar algunos kilos.

  • Controla la diabetes: los vegetales, frutas y cereales son idóneos e ideales para mantener la glucosa estable.
  • Previene enfermedades: sobre todo cardiovasculares -al no consumir grasas animales, no hay colesterol-, aunque también ayuda a prevenir el cáncer de pulmón, próstata, colon y estómago.
  • Ayuda a tu bolsillo: los alimentos vegetales y cereales son más económicos que la carne. Esto te puede ayudar a seguir invirtiendo en productos más eco-friendly y así ayudar al medio ambiente de distintas formas.

Como puedes comprobar, intentar consumir una dieta puramente vegana no es sencillo, pero puede aportar grandes ventajas, tanto en ti como en tu entorno. 

No importa el tiempo que te lleve, lo importante es intentarlo y no rendirse ante las adversidades.


¿Y tú ya lo has intentado?

«Mucha gente pequeña, en lugares pequeños, haciendo cosas pequeñas, puede cambiar el mundo»

Galeano