Cuida a tu bebé y protege al medio ambiente

 

 

La crianza ecológica se ha convertido en una excelente alternativa para cuidar la salud de tu bebé y también ser amigable con el medio ambiente. Consiste en llevar un estilo de vida más natural y sostenible donde participan todos los miembros de la familia. Este nuevo concepto se desarrolla en diversos aspectos como la alimentación, higiene, vestimenta y entretenimiento. 

 

Alimentación

 

La lactancia materna es un claro ejemplo de alimentación saludable y natural. A partir ello iremos incorporando progresivamente otros alimentos, conforme nos vaya indicando el pediatra. Por ejemplo, las frutas y verduras hasta los cereales o las carnes, deben estar libres de aditivos, fertilizantes sintéticos, conservantes, o cualquier otro residuo tóxico. 

 


No es lo mismo un alimento ecológico que un alimento industrializado. En este sentido, el mercado ecológico en cada país tiene una legislación específica en cada producto que adquirimos. En el etiquetado figura la procedencia de las materias primas y referencias al método de producción con el que ha sido fabricado. Esta certificación también garantizar que el producto (fresco o envasado) ha pasado todos los controles pertinentes. 

Higiene


Los productos ecológicos son alternativas muy acertadas, porque ayudas a mantener nuestro planeta libre de un consumo excesivo de plástico. Existe una amplia gama de productos fabricados con materiales biodegradables que van desde pañales, toallitas limpiadoras, cremas, bastoncillos o cepillos infantiles.
 
Los pañales ecológicos evitan la dermatitis de pañal, ya que están elaborados de bambú y libres de componentes químicos. Estos productos reutilizables tienen materiales impermeables y transpirables para que el bebé se sienta siempre fresco. Las toallitas limpiadoras de recambio también contribuyen al cuidado medioambiental. Estos productos tienen componentes suavizantes y protectores como el aloe vera y la camomila. Las cremas están elaborados con materias primas naturales y sin componentes químicos, como los parabenos, que se utilizan como conservantes. 

 


También se debe prestar atención a la higiene oral del bebé incluso antes de la erupción dental. En ese sentido, los bastoncillos ecológicos están hechos con madera de bambú y algodón orgánico, garantizando el cuidado de las encías. Cuando el pequeño cumpla 3 años podrá utilizar un cepillo de dientes de bambú. Las cerdas suelen estar libres de Bisphenol A (BPA). El BPA se encuentra en algunos cepillos de dientes de plástico y es peligroso para la salud.    

 

Vestimenta y entretenimiento 

 


Los tejidos de la ropa ecológica son ideales para bebés con piel atópica o sensible. Estas prendas cuidan su piel desde el primer momento sin provocar rozaduras o alergias. Están elaborados con fibras como las del bambú o del algodón orgánico. Estos componentes provocan menos alergias porque su producción están libres de productos químicos. Además, la calidad es mayor que las fabricadas con fibras de cultivos intensivos. 
Respecto al entretenimiento podemos encontrar chupetes ecológicos elaborados de caucho natural y biberones de vidrio, sin bisfenol A ni ftalatos. Las últimas, son sustancias químicas que se encuentran en los plásticos y son perjudiciales para la salud.    
 
¡Madres, los cuidados que estáis eligiendo para vuestros críos están geniales! Lo importante es que os sintáis cómodas con la labor que estáis haciendo por el bien y salud de los pequeñines. Solo recordemos el legado que les dejaremos: el mundo del mañana debe ser un lugar favorable y seguro para ellos, ¿cierto?

Deja un comentario

Todos los comentarios son revisados antes de ser publicados