Hojas de platanera: La revolución del packaging

El plástico no es una segunda piel


Hemos estado acostumbrados, desde pequeños, a ver alimentos en los supermercados envueltos innecesariamente de plástico. Desde el “boom” del plástico, por los años 50’s los polímeros llegaron a nuestras vidas para quedarse por mucho tiempo. Existen varios tipos como el poliestireno, cloruro de polivinilo, poliamidas, PET, etc han hecho nuestras vidas más cómodas, pero, a la larga nos están llevando al “agujero negro” de la contaminación.


Como “errar es humano” y nos dimos cuenta del daño terrible que le estamos haciendo a nuestro medio ambiente comenzamos a buscar alternativas más sostenibles.

 

 

La naturaleza es nuestra mejor aliada

 

Un recurso muy utilizado son las hojas de platanera. Son las hojas de los árboles donde crece este delicioso fruto. ¡Sí! ¿Curioso, verdad? Y en realidad, el uso de las hojas de plataneros se utilizan por su practicidad, flexibilidad, amplio tamaño y propiedades que benefician nuestra salud. Datan años de uso entre las comunidades nativas de la Amazonía latinoamericana y poblaciones de India.

 

Estas hojas son utilizadas como platos, elementos decorativos, embalaje y hasta packaging. Aquí te traemos unos ejemplos:

 

Como platos y decorativos

 

En la cocina meridional, en India, se utilizan para servir diferentes tipos de platos.

 

 

Envoltorios sostenibles y deliciosos


En países de Latinoamérica como Perú, México, Venezuela y Colombia lo utilizan para envolver alimentos, ya que, se cree que las hojas mantienen propiedades antimicrobianas que evitan que los alimentos se pudran. Sin embargo, la razón principal es que se utilizan porque aportan sabor y aderezo, adicionando a las comidas un gusto muy agradable. Por ejemplo, se usan para envolver los tamales (típicos en México, Colombia y Perú) o el juane (uno de los platos principales de la selva peruana). De esta manera no necesita mayor packaging ni bolsa para trasladar.

 

 

Embalajes green en Supermercados


En Chiang Mai, Tailandia, la cadena de supermercados Rimping ha revolucionado el mercado retail, dándole una vuelta al plástico y eliminando por completo su uso como envoltorio. Ha puesto en jaque a los monstruos de las grandes cadenas de supermercados abriendo una luz esperanzadora a un camino sostenible. Ofrece frutas y verduras frescas en envoltorios de hojas de platanera, innovando el sector y dando la lección de que sí se puede cuidar el medio ambiente reduciendo el uso del plástico al máximo.

 

 

Sirve de ejemplo para muchas otras cadenas de productos de alimentos que pueden hacer el salto a utilizar un packaging más respetuoso con el planeta, ya que son biodegradables. ¡Enhorabuena, qué buena idea!



Diseño industrial: packaging orgánico


Aún no es una realidad, pero existen bocetos que afirman la intención de crear estos packaging al estilo de un “tetrabrik”. El diseño realizado por el israelí Tal Marco y presentado en Designboom's "Dining in 2015, una exposición de diseño gráfico que llamó la atención y puso en evidencia que puede llegar a ser posible la alternativa sostenible a los típicos packaging de plástico.

 

 

Vajillas descartables eco


Un grupo de jóvenes emprendedores peruanos han lanzado el proyecto Bio Plant que son platos descartables hechos a base de hojas de plátano de la Amazonía. Lo innovador de este proyecto es que son desechables, pero 100% biodegradables. Resisten temperaturas altas al calor y no emanan sustancias que pueden ser nocivas para la salud. Este producto demora en regresar a la tierra en tan solo 60 días, mientras que los del tipo “tecnopor” tardan hasta 500 años en descomponerse.

 

 

Como hemos revisado, existen diversas maneras de utilizar elementos que nos ofrece la naturaleza para nuestro uso diario y que son beneficiosos para nuestra salud y conservación de nuestro planeta. 

 

Un nuevo paradigma ecológico está abriendo caminos a la sostenibilidad y mejoras en el medio ambiente.

Campañas comoDesnuda la frutahan hecho mucho ruido y han sido efectivas para cambiar algunas políticas de ciertas cadenas de supermercados.


Creemos que más empresas deben adoptar nuevos procesos en su línea de producción. La adaptación puede ser difícil, pero no imposible. ¡Únete a la revolución eco!

 

 


Dejar un comentario

Por favor tenga en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados