Te enseñamos a hacer deporte de manera sostenible - Productos Ecológicos

🚨 ENVÍO GRATIS A PARTIR DE 30€ 🚨

Te enseñamos a hacer deporte de manera sostenible

Sí, aunque no lo creas, algo tan personal y simple como hacer ejercicio puede tener un gran impacto en el medioambiente. Se debe a que, aunque en sí no hagamos nada para dañar al planeta ni seamos directos emisores del CO₂, muchos deportistas suelen caer en el consumismo a la hora de entrenar. Cuando sumas todas estas acciones juntas, es posible generar un gran impacto negativo, por lo que aprender a hacer deporte de manera sostenible es importante. 

Por otro lado, entendemos que hacer deporte de manera sostenible puede ser algo complicado cuando en realidad no puedes reconocer cuál es la raíz del problema que causa contaminación cuando entrenas. No te preocupes, es totalmente normal y no tienes culpa de ello. Para ayudarte a ganar consciencia y a empezar a colaborar con el planeta en tus actividades del día a día, te enseñamos cómo hacer deporte de manera sostenible a través de estos consejos.

Lo principal al hacer deporte de manera sostenible: reduce el consumo de plástico

Cuando estamos entrenando, beber agua de manera constante es de suma importancia para completar una rutina de manera saludable. Sin embargo, muchas personas suelen tener costumbres consumistas cuando se trata de esto: comprar unas botellas de agua a diario o bebidas energéticas con envases de plástico. 

La mejor forma de contrarrestar esto y empezar a hacer deporte de manera sostenible es usar botellas o envases hechos de materiales ecológicos. Algunas de las opciones en materiales son el cristal o el aluminio. Además, también puedes optar por botellas o termos elaboradas con bambú, un material ecológico, resistente y de alta calidad. 

Usar vestimenta deportiva ecológica

Sí, incluso en la manera en que nos vestimos para entrenar, influye el consumismo que llevamos en nuestras vidas. Por suerte, gracias a las nuevas tecnologías y métodos de producción, también es posible adquirir ropa elaborada con materiales ecológicos y que se produjeron sin generar residuos ni dañar al medioambiente. Esta es una manera muy efectiva de hacer deporte de manera sostenible y, además, te permite ahorrar dinero y sentirte más cómodo.

Planificar el uso del agua y los alimentos

Uno de los elementos del planeta que más utilizamos al hacer ejercicio es el agua. Principalmente, al bañarnos y al consumirla luego de una sesión intensa. Es por ello que otra manera en la que puedes hacer deporte de manera sostenible es consumiendo este elemento de manera consciente. Algunas alternativas son hacer deporte en horas cercanas a cuando tomas tu ducha diaria; o establecer una cantidad óptima de agua que consumirás durante la sesión.

Además, si piensas hacer ejercicio al aire libre, asegúrate de mantener un ambiente limpio y libre de residuos. Esto es en caso de que los alimentos que consumas estén empaquetados. Y además exista la posibilidad de que puedas dejar papeles y basura en tu camino. Esto también se liga muy de cerca con el uso de botellas de plástico para el agua: no las debes tirar en la calle bajo ningún motivo.

Evita la alteración del entorno para hacer deporte de manera sostenible

Continuando con el hilo de aquellas personas que entrenan al aire libre, existen muchas costumbres que no sabíamos podían dañar la estabilidad del medioambiente local. Esto ocurre principalmente al entrenar en ciclismo o salir a trotar; como cuando decidimos pasar por rutas poco usuales en las que la naturaleza está muy presente; dañar el entorno o las plantas o incluso cambiar el paisaje al llevarse a casa objetos como piedras.

Hacer deporte de manera sostenible: evitar la contaminación acústica o lumínica

Muchas personas tienen la costumbre de hacer ejercicio al aire libre y en horas de la noche. Para convertir esta práctica en hacer deporte de manera sostenible; debes asegurarte que cualquier tipo de linterna o luz que utilices no disturbe a la fauna nocturna de tu región. Además, la música fuerte y cualquier otro tipo de objeto que pueda hacer mucho ruido tampoco es aceptable si quieres que tu práctica sea ecológica.